Migración. Ningún operador quiere hacerla y, sin embargo, es parte fundamental de la evolución de sus redes. Una mala migración puede derivar en consecuencias dolorosas pero, tarde o temprano, por una u otra razón, todos los operadores tienen que enfrentarla.

En el caso de muchos operadores, la red principal es modernizada de manera continua mientras que, en comparación, las plataformas para servicios de valor agregado (VAS) son antiquísimas. Basta echar un vistazo a las plataformas que actualmente utiliza para servicios esenciales como correo de voz, SMSC, IVR, NP, Carrier routing, VPN, NTS, RBT, WAP, MMS, y más. También piense en sus servicios empresariales más sofisticados, como network call center, VPBX, UCC, prevención de llamadas no deseadas, televoting, mass calling, etcétera. ¿Cuántas plataformas distintas tiene? ¿Qué tan viejas son y cuánto le cuesta mantenerlas? ¿Están a la altura tecnológica del resto de su red?

En ECT, somos expertos en la migración de VAS y sabemos hacerlo mejor que nadie. En este blog post, compartiremos algunas razones para migrar, y discutir qué es lo que debe saber. He aquí los que consideramos nuestros mejores consejos para una migración exitosa.

Migración: esta es la razón para llevarla a cabo

Cuando hablamos de plataformas para VAS, ‘legadas’ generalmente es sinónimo de ‘costosas’. Un conjunto costoso y excesivo de plataformas propietarias diversas. Contratos de mantenimiento de precio elevado con múltiples proveedores. Costos operativos elevados por muchas soluciones bare-metal.

Una gran razón por la que los operadores consideran una migración es también la más frustrante: la obsolescencia planeada de la mayoría de los proveedores de soluciones. Los proveedores declaran end-of-life y/o end-of-service, lo que indica que es hora de despedirse de su plataforma actual. Si tiene suerte, el mismo proveedor le ofrecerá migrar su servicio a su nueva plataforma. Tal vez tenga un precio exorbitante, pero el proveedor no le deja alternativa: el simple hecho de ya no recibir mantenimiento en su plataforma actual significa que ya no puede utilizarla para ofrecer servicios a sus clientes. La palabra más común para describir esta práctica en otros contextos es ‘extorsión’. Nuestro primer consejo es asegurarse de elegir un proveedor que se comprometa a brindar un ciclo de vida largo, dejando que usted decida cuándo llegó la hora de mejorar sus servicios. (Tales proveedores sí existen: durante más de 20 años en la industria, ECT nunca ha declarado end-of-service para ninguna de sus soluciones.)

La mayoría de los proveedores descubrieron desde hace tiempo los beneficios de la virtualización y NFV, y ya han virtualizado sus redes principales. Ahora necesitan hacer lo mismo para sus VAS. Después de todo, utilizar el mismo hardware genérico en su centro de datos o nube de operador (carrier cloud) implica que no tiene que comprar hardware dedicado para cada solución VAS, lo que se transforma en una reducción de su CAPEX. Y ya que ahora no es necesario tener contratos de mantenimiento de hardware individuales con los distintos proveedores de sus soluciones VAS, su OPEX también disminuye considerablemente.

Sin embargo, si considera virtualizar plataformas bare-metal legadas, debe recordar que, si tiene un desastre de plataformas bare-metal legadas y después las virtualiza una por una, posiblemente terminará con un desastre virtualizado. Por lo tanto, he aquí nuestro segundo consejo: La migración más rentable es una que migre las plataformas legadas de todos los proveedores a una solución virtualizada de un proveedor único. (Una vez más, damos fe de la existencia de proveedores como el que describimos: con frecuencia, ECT migra y consolida todos los VAS de operadores líderes a una solución unificada y virtualizada.)

Cuando elija a su proveedor para migrar sus VAS a una solución virtualizada, no olvide que no basta con virtualizar. Para verdaderamente obtener todas las ventajas de la arquitectura NFVI, por ejemplo, la posibilidad de ajustar los recursos que utiliza para cada servicio, necesitará integrar la solución con su VNF manager. Eso nos lleva al tercer consejo: Elija a un proveedor que tenga la capacidad de integrar con múltiples VNF managers, como los de Nokia, Ericsson, Huawei, etcétera. (En ECT, estamos certificados para integrar con VNF managers, como CloudBand Application Manager de Nokia.)

Pero tal vez también deberíamos señalar que la migración de VAS no solo es algo que tiene que hacer para reducir costos. Piense en cómo la migración puede ayudarle a crecer y desarrollar su empresa. Tal vez sus clientes busquen servicios más innovadores, lo que da a la migración un rol orientado principalmente a retención de clientes. Aunque no olvide que también hay clientes que aún le quedan por conocer. Esa es una de las mejores razones para considerar una migración.

Defina la estrategia de migración

Tras decidir que necesita migrar sus VAS, viene el siguiente paso: definir la estrategia de migración. ECT le ayuda con esto generalmente luego de una discusión acerca de sus ambiciones para la migración. La estrategia que elija dependerá tanto de sus ambiciones como de otros elementos, como su presupuesto, el tiempo asignado para su proyecto, la composición física de su red y servicios… Hay dos tipos principales de estrategias de migración:

El método gradual

Con este, se migra un cliente o un conjunto de números de servicio a la vez del sistema viejo al nuevo. Parece una opción más segura puesto que evita que un problema impacte a todos sus clientes a la vez. La desventaja principal del enfoque gradual es que es más costoso; exige que tenga dos sistemas funcionando simultáneamente en unísono puesto que el nuevo sistema está activo desde el momento en que migra al primer cliente. Esto no sucede con el método Big Bang.

El método Big Bang

Cuando los datos están listos y las pruebas de migración se realizaron exitosamente, se presiona el ‘botón rojo’ y la migración ocurre de un solo golpe. Ese es el método Big Bang. Hay más en juego aquí, puesto que prepararlo todo para una transferencia inmediata es bastante complicado. Cuando se realiza correctamente, se ahorran mucho tiempo y dinero; cuando no… es mejor no pensar en ello. Pero, si todo sale mal, los operadores que optan por el método Big Bang siempre pueden volver al sistema anterior puesto que, a diferencia del enfoque gradual, los datos no se activan sino hasta que son transferidos al nuevo sistema. También puede utilizar un periodo de protección de entre dos y cuatro semanas en el que su viejo sistema permanece activo y mientras se verifica el éxito de la migración. Una vez que esto se confirme, se desconecta el sistema viejo.

Análisis del modelo de datos       

Ya escogió su estrategia, ¿y ahora qué? Bueno, eso depende de si quiere seguir o no con su proveedor actual. La respuesta a esta pregunta conlleva cómo se migrará su información de un sistema al otro. Si el proveedor es el mismo, la migración deberá ser relativamente simple, puesto que ese proveedor ya controla la información y tiene todo el diccionario de datos, lo que quiere decir que posee todo lo necesario para una transición sin contratiempos. Sin embargo, la segunda opción puede resultar más complicada.

“Entender cómo se conforma la información del sistema viejo es la parte más difícil de nuestro trabajo”, dice Michel Fontaine, director del departamento Solution Development en ECT. “Si no logramos hacerlo, no podemos hacer un mapa del sistema viejo y del nuevo, y decidir la mejor manera de migrar la información”, añade Gavin Fitzsimmons, Senior Project Manager en ECT. “Cuando un operador cambia de proveedor, con frecuencia el modelo de datos del sistema viejo no está documentado, o el proveedor viejo no quiere ayudarnos, lo que significa que se necesita un poco de ingeniería inversa.”

“Una vez que se hace el mapa de los datos, podemos transferirlos de dos maneras distintas: cambiar los números de servicio manualmente de un sistema al otro, o desarrollar una herramienta de migración de software y automatizar el proceso”, explica Michel. El servicio de migración de ECT es colaborativo, lo que significa que obtiene un servicio seguro y, al mismo tiempo, un servicio que usted puede guiar. También es la razón por la que debe estar consciente de qué tan complejos son sus datos en una migración.

En la práctica, también podría recurrir a una mezcla de transferencia manual y automatización. La información compleja requiere de herramientas de datos más complejas que tal vez no haya razón de desarrollar pero, por otra parte, sus clientes empresariales podrían ser tan grandes que mudar los datos a mano es simplemente imposible. Un proveedor necesita trabajar de cerca con usted para lograr entender qué hacer. Digamos que provee VAS a una institución de defensa o a un proveedor de servicios de salud pública. Cuando se hace una migración de ese tipo de clientes, la transferencia manual de datos podría ser lo adecuado, pues cualquier error que interrumpa el servicio podría convertirse en las noticias de portada de los diarios del día siguiente y, debido al tamaño de ese cliente, podría terminar constándole a usted mucho dinero. Ese cliente podría demandar compensación del operador o, en el peor de los casos, buscar otro proveedor. También hay que considerar el daño a la reputación.

Todo esto es parte de la razón por la que la migración puede resultar tan estresante. En ECT, charlamos con usted antes de realizar el proceso para saber cuál de sus clientes requiere de atención especial. De esa manera, podemos alcanzar el balance perfecto entre transferencia manual y automatizada.

Esperamos que estos consejos le ayuden. Tal vez solo se enfrente a la migración de sus VAS una o dos veces; en ECT, es algo que hacemos constantemente. Es por eso que podemos decir que somos expertos a los que nos apasiona esa tarea. Si está interesado en aprender más acerca de cómo podemos ayudarle a obtener algunos de los muchos beneficios de una migración, no dude en ponerse en contacto.

Déjanos Saber tu Opinion