Los servicios over-the-top (OTT) que se proveen a clientes a través de Internet y no directamente por operadores de telecomunicaciones están compitiendo directamente con los servicios ofrecidos tradicionalmente por operadores de telecomunicaciones: mensajería, llamadas de voz y multimedia.  Los servicios inteligentes de valor añadido, que se utilizan a través de apps móviles, a menudo también son realizados en la nube en lugar de las redes de los operadores.

Dada la popularidad de los servicios OTT, como por ejemplo Skype, algunos analistas estimaron que los operadores tradicionales tendrían que convertirse simplemente en proveedores de “ductos huecos”  para el transporte de los datos de los servicios de otras compañías. A pesar de que algunas empresas de tecnología, como nuestra empresa ECT,  todavía ofrecen soluciones a los operadores para la implementación de los servicios de valor añadido, muchos de los analistas no creen que los operadores vayan a ser capaces de ofrecer exitosamente servicios más allá de banda ancha.

En particular, veo la situación de manera diferente: los operadores tienen importantes ventajas sobre su competencia y pueden penetrar en el territorio de estas empresas de servicios OTT y de apps inteligentes siempre y cuando actúen rápidamente.

Los operadores tienen importantes ventajas sobre su competencia

En primer lugar, los proveedores de llamadas OTT de mensajería, voz y video se enfrentan a grandes desafíos: las normativas reguladoras en Europa y muchos países en todo el mundo están planeando sujetar a los nuevos proveedores OTT a la misma reglamentación cumplida actualmente por los operadores tradicionales para que los proveedores OTT ya no tengan una ventaja injusta. Pronto tendrán que acatar muchas regulaciones, por ejemplo, las relativas a las llamadas de emergencia, intercepción legal, o seguridad de los datos personales, etc. Cada operador tradicional sabe lo costosa que es la realización de estas obligaciones.

En segundo lugar, un operador puede responder a la amenaza de Internet ofreciendo su propia telefonía OTT integrada a su servicio tradicional, por ejemplo, a través de nuestro Softphone disponible en Internet y en una app móvil.  Este servicio OTT integrado tendría varias ventajas sobre la telefonía OTT simple, es decir, fuera de las redes de operadores:

  • Los usuarios de la telefonía OTT simple tienen que estar online para hacer o recibir llamadas. Con un servicio OTT integrado el usuario está también siempre accesible a través de la red pública. Las llamadas entran simultáneamente a todos los dispositivos del usuario: su móvil, su teléfono fijo y su softphone. Si no está online, aún puede contestar la llamada a través de la red pública.
  • Los usuarios de la telefonía OTT simple tienen que utilizar otro sistema paralelo al de los números telefónicos, cuando están llamando a otro usuario del mismo servicio. Además no pueden llamar generalmente a un miembro de otro servicio. Para hacer llamadas, un usuario del servicio OTT integrado utiliza sólo números telefónicos tradicionales, incluso si llama a un usuario del softphone.
  • Aunque un proveedor OTT simple puede ofrecer llamadas entre sus propios clientes de forma gratuita porque los conecta solo a través de Internet, los costos son más altos que los operadores tradicionales para las llamadas a la red pública. Eso es una ventaja comercial que los operadores deben explotar.
  • Un usuario de un servicio OTT simple necesita todavía el acceso a Internet y por lo tanto a un operador tradicional. Si el servicio OTT es de otra compañía, hay dos facturas separadas: una para los datos y otra para el servicio OTT.
  • Además el servicio OTT integrado da al usuario la capacidad de transferir una llamada del softphone  a su móvil o a su teléfono fijo y viceversa sin interrupción: por ejemplo, cuando el usuario contesta una llamada entrante usando su móvil y desea usar las funciones de video ofrecidas por el softphone, puede transferirla simplemente al softphone y continuarla mediante video en el navegador de su ordenador.  Eso no es posible con servicios de la telefonía OTT simple: el usuario no puede transferir una llamada actual de Skype o Whatsapp a su móvil o viceversa.
  • El servicio OTT integrado puede ofrecer también al usuario un enlace que se llama “click to call”. El usuario lo pone en su sitio Web o en su firma de email. Cuando alguien hace clic en este enlace, se hará una llamada al usuario directamente desde el navegador. De esta manera el usuario puede ser llamado sin que la persona que está llamándolo tenga un propio teléfono o sin que sepa su número de teléfono, y todo esto de manera gratuita. La llamada entra a todos los dispositivos del usuario.
  • También hay algunos problemas serios que vienen de la utilización de un servicio OTT en una nube no identificable por el usuario. Un servicio OTT simple tiene muchos datos personales de los usuarios, por ejemplo, los relativos a los contactos, las llamadas, los mensajes, etc. Que se guardan en servidores potencialmente inseguros. Así que un hacker podría robarlos. Además el propietario del servicio podría vender los datos de cada usuario o analizarlos para promocionar productos basándose en las temas de comunicación del usuario. No solo de los mensajes sino también a través de un análisis de voz de las llamadas el propietario del servicio podría determinar los temas en que cada usuario se interesa y así manipularlo fácilmente.
    Cuando un operador ofrece un servicio OTT, todos los datos se encuentran en su red que cumple con la reglamentación del gobierno para la telecomunicación pública y por eso es muy segura. Ningún operador se puede permitir mal uso o uso no autorizado de los datos personales de sus clientes.

Creo que estas pocas ventajas mencionadas anteriormente ya son suficientes para que el cliente termine de utilizar servicios de Internet para sus comunicaciones y cambie a un servicio OTT integrado a la red confiada de su operador actual.

¿Por qué debería un operador resignarse a ser solo un ducto hueco para los datos de servicios realizados por otras empresas fuera de su red y perder sus ingresos por mensajería, llamadas de voz y multimedia, cuando tiene la capacidad de realizar un servicio OTT que es mejor que los ofrecidos por su competencia en Internet?

Además de telefonía hay por supuesto otros servicios inteligentes de valor añadido que la competencia de los operadores está ofreciendo  a través de apps móviles y un operador necesita también una forma de integrar apps móviles a su red. Conozco unas estrategias que quisiera compartir contigo  en mi próximo blog.



 

Marshall E. Kavesh

Autor Marshall E. Kavesh

Marshall E. Kavesh, born in 1960 in the Unites States, received his MA in Germanic Languages and Literatures at The University of Pennsylvania and his Ph.D. in Social Systems Sciences at the Wharton School of Business, continuing with postdoctoral studies Mathematical Logic at the Ludwig-Maximilian University in Munich. Prior to ECT, Marshall worked eight years in the telecommunications industry as a subcontractor for Siemens. Together with the other two company officers, Hans Huber and Walter Rott, Marshall founded ECT in 1998 and is a principle shareholder in the company. As CEO, Marshall is responsible for general management, sales, marketing and finances.

Más artículos por Marshall E. Kavesh

Déjanos Saber tu Opinion